15
Nov

Para llegar a este precioso lugar no existe ningún camino pavimentado y, además, hay que atravesar un río (y esto solo es posible en verano, pues el cauce se desborda en los días lluviosos de invierno). Una vez allí, se descubre una parcela rústica, verde la mayor parte del año, llena de olivos y piedras, y cuatro sencillas edificaciones cuidadosamente rehabilitadas.

Una pareja de Lisboa adquirió esta propiedad que encontró en estado ruinoso y se propuso recuperarla, incluidos los edificios que habían servido a los aldeanos en su actividad rural durante muchos años. Los nuevos propietarios decidieron mantener la estructura original y apostaron por convertir el conjunto en un proyecto de alojamiento rural.

Casas-Caiadas-trees_TheCoolPool

Existen numerosas edificaciones similares en el entorno, pero la mayoría de ellas han sido recuperadas con fines museísticos. En el camino hacia este entrañable proyecto emprendedor, los promotores contaron con la ayuda del arquitecto Luís Pereira Miguel, que supo extraer la más preciosa naturalidad del patrimonio arquitectónico y cultural de la zona y convertirlo en un lugar de apacible descanso.

Tras la rehabilitación de tres casas independientes y una de apoyo, “Casas Caiadas”, o “casas encaladas”, se ha convertido en un excepcional establecimiento de turismo natural de la región portuguesa de Arraiolos. Tras la recuperación del conjunto, que tuvo que ser abordada por fases, se incorporó una serena piscina que recuerda la sensación de adentrarse en el mar.

Casas-Caiadas-moonshape_TheCoolPool

La piscina se proyectó en forma de media luna, sin aristas y con un perfil que parte a ras de suelo y que llega hasta algo más de un metro en su parte más profunda. Al caer la noche, el cielo ofrece la oportunidad de contemplar las estrellas con condiciones de visibilidad excepcionales. Esto, sumado a una elegante iluminación de la instalación, convierte una noche en las “Casas Caiadas” en una experiencia inolvidable.

El gran trabajo de recuperación de patrimonio realizado en las “Casas Caiadas” ha consistido principalmente en la conservación de lo existente, a partir de la limpieza del conjunto y la eliminación de los elementos disonantes, los residuos y la vegetación y los materiales degradados. En cuanto a materiales, se han utilizado los idénticos a los originales o reciclados, como es el caso de la mampostería de piedra o los azulejos antiguos.

Casas-Caiadas-chairs_TheCoolPool