13
Oct

En una urbanización desarrollada en la localidad murciana de Molina de Segura, Clavel Arquitectos ha proyectado y construido una preciosa casa cruzada. Una vivienda unifamiliar con vistas a los montes que la rodean, la Sierra de la Pila y el Valle de Ricote, y que aprovecha, con ingenio, la máxima energía y luz proveniente del sol.

Casa-Cruzada-piscina_thecoolpoolDos expresivos volúmenes longitudinales, de 20 metros de largo y 5 metros de ancho, apilados y girados uno respecto del otro, resuelven con excelencia el objetivo buscado por los arquitectos: guardar la intimidad, en la planta baja, y garantizar el disfrute de las vistas de la naturaleza de esta región, en la planta superior.

La estratégica disposición de ambos cuerpos y el giro provocado entre ellos permiten buenas orientaciones, excelente iluminación natural interior y una perfecta sombra frente a la zona de estar de la planta baja, junto a la piscina. El gran voladizo de 10 metros de longitud es el gran protagonista del espacio de jardín que se genera delante del salón. Gracias a él, el interior se protege de la exposición al sol directo en la fachada y permite zonas de sombra necesarias y buscadas, durante muchos días del año.

La gran apuesta expresiva de los arquitectos, materializada en la colocación de los volúmenes, se refuerza por una sutil distinción del tratamiento de las aristas de ambos cuerpos. Así, en la planta baja, las aristas redondeadas transversales enmarcan la gran apertura de la fachada hacia el sureste. Mientras, en la planta superior se aplica dicho tratamiento a las aristas longitudinales, enmarcando las vistas de las estancias en los extremos. De esta forma se reduce aparentemente la superficie de contacto entre los dos volúmenes y la forma geométrica ve reforzada su condición longitudinal.

Casa-Cruzada-interior_thecoolpool

La textura exterior de la casa cruzada es rugosa, creada mediante la utilización de un encofrado de listones de pino chorreado con arena. Una superficie de hormigón continua que también se presenta en el suelo del jardín, donde la piscina se inserta con aristas redondeadas, manteniendo un único lenguaje en todo el proyecto.

Un cuidado ejercicio, digno de la Costa Cálida, donde un jardín con vistas y piscina constituye un idílico escenario para el perfecto descanso.

 

Fotografía: © David Frutos (BISimages)