16
Dic

Al sureste de Vietnam, en la localidad de Nah Trang, el equipo de arquitectura a21 studio acaba de completar las instalaciones de un resort de aguas termales con una singular intervención arquitectónica. Localizada en la falda de la colina, destaca por su singular cubierta y su piscina interior de planta triangular. Sus vistas al río, cerca de la bahía, considerada una de las más bellas del sureste asiático, son espectaculares y, con menos de doscientos metros cuadrados, se convierte en un refugio donde descansar y desconectar de la rutina diaria, disfrutando de masajes y baños de barro.

vietnam 2_thecoolpool

De lejos recuerda a las construcciones tradicionales de cubierta vegetal, dado que está ejecutada además con técnicas locales. Alejada del área turística, se trata de una estructura de madera autoportante que encierra el espacio interior sin ningún otro cerramiento más con el exterior. No hay paredes exteriores, no hay fachadas. La cubierta de “The Tent 2” arranca desde el suelo, protegiendo el interior del sol del oeste. En la zona central se eleva para permitir observar el horizonte: el río y la ciudad. La forma de la construcción permite la ventilación natural ideal para los huéspedes.

Madera y piedra natural del lugar dan forma a este espacio dividido en dos alturas. En la planta baja se localizan la terraza, las piscinas y la ducha. Por las escaleras centrales se accede a la planta superior, donde se encuentran la salita de té y el dormitorio principal con baño. Es esta habitación la única que es posible cerrar por medio de unos paneles de vidrios de colores enmarcados en madera reutilizada que protegen este espacio de la climatología vietnamita. Curiosamente frente a esta habitación existe una red tensada en horizontal sobre el espacio inferior donde el huésped puede sentir la sensación de flotar sobre la superficie del agua de la piscina.