22
May

Con independencia de la forma y el tamaño de tu piscina, con estos cinco consejos harás de tu jardín un espacio inspirador. Los básicos: césped perfecto y agua cristalina El primer paso para tener un jardín que invite al descanso es asegurarse de que el césped y el agua de la piscina estén en perfecto estado. Lógicamente, esto se consigue con un mantenimiento constante y adecuado, aunque existen soluciones que permiten despreocuparse al máximo de estas labores, como los robots cortacésped o los limpiafondos automáticos. starlight-astralpool_thecoolpool Un toque de luz Cuando los elementos básicos estén impecables, es hora de prestar atención a los detalles. Colocar puntos de luz en el exterior de la piscina es una estrategia infalible para dotarla de un carácter moderno y relajante. Algunas ideas: distribuir velas en el bordillo o en plataformas flotantes en el agua (siempre con mucho cuidado), instalar una guirnalda luminosa que sobrevuele el jardín o colocar lámparas flotantes personalizables como StarLight. Muebles con estilo y confort Sin duda, disponer de mobiliario exterior marca la diferencia en cuestión de bienestar y diseño. Con un banco o hamacas, tú y los tuyos podréis disfrutar de la máxima comodidad (¡ve pensando en qué novela negra vas a devorar este verano junto a la piscina!), o si colocas una gran mesa en el jardín podrás organizar todo tipo comidas y sacar el máximo provecho del espacio. Para conseguir un aire relajado y actual, dispón sillas de distintos estilos y materiales alrededor de la mesa. elegance-astralpool_thecoolpool Complementos de diseño Sin duda, la piscina es la protagonista indiscutible del jardín. Por ello, es importante que todos sus componentes tengan buen aspecto y se integren adecuadamente en el entorno. Instalar una ducha de diseño o unas escaleras cómodas y elegantes son dos acciones sencillas pero que ofrecen resultados fantásticos. El verde nunca pasa de moda Si tu jardín cuenta con alguna pared y no sabes cómo embellecerla, una solución sostenible y cautivadora son los jardines verticales. Estos sistemas se soportan en la pared y transmiten una gran sensación de serenidad. Además de mejorar la estética del espacio, un jardín vertical te permitirá aficionarte a una actividad de lo más gratificante: el cuidado de plantas. ¿Por qué no sumarse al movimiento slow life? 28487485 - modern villa with pool, view from the garden Si te apasiona el diseño de exteriores, ¡comparte tus consejos y opiniones en la sección de comentarios! Y si tienes cualquier consulta sobre el mantenimiento de tu piscina, no dudes en contactar con nosotros.