09
Feb

En las imágenes de Franck Bohbot todo parece haber quedado listo para convertirse en un escenario de película memorable: brillan las lámparas de cristal, el suelo está recién encerado, la luz natural entra por los inmensos ventanales y los sofisticados techos dan señales de la inmensidad de la arquitectura y de la historia. En sus series también aparecen las más espectaculares piscinas de la ciudad de París. Porque, precisamente, si hay algo que también le fascina a este fotógrafo parisino es “el agua y la forma que interactúa con la gente y su entorno construido”.

Las piscinas fotografiadas por Bohbot, son en su mayoría espacios cubiertos que parecen haber sido diseñados para coincidir en el uso de sus colores; amarillo, naranja, blanco o azul. Su serie Swimming Pool ganó el premio International Photography Award en 2013 y le permitió captar la atención de los profesionales más destacados del mundo del arte, la moda y el periodismo. En la actualidad, documenta la vida en Nueva York, ciudad en la que vive, y publica habitualmente en The New York Times.

Piscina La Butte aux Cailles

Esta piscina fue inaugurada en 1924 y destaca por su sorprendente techo abovedado de 17 metros de altura. Es la primera instalación parisina que permite un baño al aire libre, en aguas de 28º de temperatura y procedentes de un pozo artesano. Tras una reciente reforma, esta piscina multicolor art nouveau ha recuperado el blanco íntegro de su construcción original. Eso sí, sin perder un solo ápice de su encanto.

Franck Bohbot

Piscina Pailleron

Clasificada como monumento histórico del periodo art decó, en la piscina Pailleron sorprende la amplia cubierta, que deja pasar la luz natural, y los antiguos cambiadores dispuestos en los dos pisos superiores.

Piscina Georges-Vallerey

Esta piscina de amplias dimensiones acoge numerosos campeonatos de natación en Francia y, por tratarse de un lugar ideal para la celebración de eventos deportivos, fue propuesta dentro de la candidatura olímpica de París para los Juegos Olímpicos de 2024.

Piscina Pontoise

La piscina Pontoise es la opción ideal para quienes buscan darse un baño nocturno. Hasta casi media noche se puede nadar escuchando música clásica dentro de una construcción única que abrió sus puertas por primera vez en 1933 y que se ilumina con luces tenues cuando fuera comienza a oscurecer.

¡Te invitamos a que descubras a la fotógrafa de espectaculares piscinas vintage Maria Svarbova, otra destacada fotógrafa que captura a bañistas justo antes del baño dentro de coloridas piscinas de estilo soviético! 

Imágenes: Franck Bohbot

Piscina parisina

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close