11
Sep

El arquitecto John Lautner proyectó y construyó la casa Sheats Goldstein a comienzos de los años 60, en una parcela al borde de Beverly Hills. El matrimonio Sheats, formado por Helen y Paul, artista ella y médico él, le encargó su nueva residencia, en la que viviría con sus hijos, en un entorno donde la fuerza de la naturaleza marca la esencia de la vivienda.

La casa asoma en la ladera de las montañas de Santa Mónica, al este de la ciudad de Los Ángeles, para ser protagonista del entorno y para que el exterior forme parte de su interior. Ejemplo de arquitectura americana orgánica y protagonista de numerosas producciones cinematográficas, con una forma rotunda, un único gesto, la casa resolvió el programa de necesidades requerido por la familia Sheats, aprovechando los condicionantes que le impuso el lugar.

Años más tarde, en 1972, la residencia fue adquirida por James Goldstein, quien encargó a John Lautner la rehabilitación de la misma, dado que se encontraba en muy mal estado de conservación. El arquitecto trabajó en esta villa hasta su fallecimiento, en los años 90. Durante todo el tiempo, Lautner definió su forma original, sus interiores, las ventanas, la iluminación, las alfombras y también los muebles, utilizando como materiales el hormigón, el acero y la madera.

La casa fue inicialmente proyectada con cinco dormitorios y una zona de estar completamente abierta a la terraza. El clima del sur de California permitía una ventilación cruzada ideal en la casa, sin necesidad de aire acondicionado y las estancias se definieron con suelo radiante. El gran ventanal de la habitación principal permitía que la señora Sheats observara a sus hijos jugar en la espectacular piscina frente a ella mientras trabajaba en su estudio.

En la sala de estar, la chimenea indica el inicio de la cubierta artesonada que cubre la parte delantera de la misma, parte de la piscina y enmarca el paisaje con un triángulo. Goldstein contrató al diseñador paisajista Eric Nagelmann para crear un exuberante jardín tropical que combina de manera extraordinaria con el diseño de Lautner.

Actualmente, el arquitecto Duncan Nicholson continúa el trabajo en la casa Sheats Goldstein, que puedes recorrer gracias a este vídeo.