09
Abr

Este mes rendimos homenaje al binomio formado por piscina y cine. Recuperamos cinco secuencias acuáticas que, de un modo u otro, convierten a la piscina en protagonista. ¿Nos hemos dejado tu favorita? ¡Deja tus sugerencias en los comentarios!

 El graduado (The Graduate), 1967

Este film dirigido por Mike Nichols cuenta la historia de Benjamin Braddock (Dustin Hoffman), un veinteañero recién graduado que es seducido por una amiga de sus padres, la señora Robinson (Anne Bancroft). Con banda sonora de Simon & Garfunkel, las imágenes de Hoffman flotando plácidamente sobre una colchoneta en la piscina son todo un icono del cine.

 Skyfall, 2012

Desde 1962, seis actores han interpretado a James Bond en la gran pantalla. Durante sus misiones al servicio de Su Majestad, el agente 007 ha conducido los coches más rápidos, utilizado los gadgets más innovadores y visitado los rincones más exóticos y exclusivos del planeta (y del espacio). En Skyfall, la entrega más reciente de la serie, Daniel Craig se sumergía en la espectacular piscina del Four Seasons at Canary Wharf, en Londres.

skyfall_2_thecoolpool skyfall_thecoolpool

 ¡Qué bello es vivir! (It’s a wonderful life), 1946

En este clásico navideño, James Stewart y Donna Reed protagonizan, sin duda, una de las pool parties más populares de la historia del cine. La película, dirigida por Frank Capra, está basada en un relato corto de Philip Van Doren Stern. La piscina de la siguiente secuencia se encuentra en el gimnasio de un instituto de Beverly Hills y, a día de hoy, sigue en funcionamiento.

 Juegos salvajes (Wild things), 1998

En 1998, Neve Campbell y Denise Richards subieron la temperatura de las salas de cine con una apasionada escena acuática. John McNaughton fue el director de este thriller erótico, en el que también participaron Kevin Bacon y Matt Dillon. El éxito de la película dio lugar a dos secuelas, que no llegaron a proyectarse en la gran pantalla.

 El gran Gatsby (The Great Gatsby), 1925 / 2013

Los que hayan leído la obra que F. Scott Fitzgerald escribió en 1925 (o hayan visto alguna de sus adaptaciones cinematográficas) sabrán que la piscina es el escenario de algunas de las situaciones más emblemáticas de la historia del misterioso millonario Jay Gatsby. Las siguientes escenas, de las versiones de 1925 y 2013, respectivamente, captan a la perfección el elitismo bohemio de los años veinte.

great_gatsby_1925_thecoolpool great_gatsby_2013_thecoolpool