19
Jul

No hace falta que cojas el pasaporte pero estás a punto de iniciar un viaje por cuatro joyas arquitectónicas repartidas por todo el globo. Este recorrido incluye un museo, dos templos y un monumento, todos ellos con un punto en común: el uso de piscinas reflectantes.


Lincoln Memorial. Washington DC, Estados Unidos

¿Quién no recuerda el reencuentro entre Jenny y Forrest en un acto por la paz en la película Forrest Gump? La mítica escena se filmó en una de las piscinas reflectantes más icónicas del mundo, la del Lincoln Memorial, en Washington DC. Con unos 620 metros de largo, 50 metros de ancho y más de 25 millones de litros de agua, este estanque frente al monumento honorífico del XVI Presidente de los EE.UU. es una visita obligada de la capital del país. 

Lincoln-Memorial-Pool_thecoolpool

 

Taj Mahal. Agra, India

A orillas del río Yamuna, se alza el Taj Mahal, una construcción considerada una de las nuevas siete maravillas del mundo y reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El Taj Mahal se construyó entre 1631 y 1648 en honor a Mumtaz Mahal, la esposa favorita del emperador musulmán Shah Jahnan. Su enorme cúpula de mármol blanco es inconfundible, así como las alargadas piscinas reflectantes que reciben a miles de visitantes que, cada año, se acercan a explorar en primera persona este referente indiscutible de la arquitectura mogola.

taj-mahal-pool_thecoolpool

 

Musée du Louvre. París, Francia

Las pirámides invertidas del Museo del Louvre son uno de los elementos más fotografiados de París. Junto a éstas, unas piscinas reflectantes triangulares generan fantásticos efectos luminosos (especialmente, de noche) y refuerzan la estética elegante y aristocrática de este espacio. Además, en las piscinas se han colocado fuentes que aportan un toque dinámico a la instalación. El Museo del Louvre está ubicado en un antiguo palacio real de finales del siglo XII y desde su fundación, en 1793, no ha dejado de evolucionar.

louvre-pool_thecoolpool

 

Gran Mezquita Sheikh Zayed. Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos

El último destino de la lista es la mayor estructura de mármol jamás construida y se caracteriza por vincular la arquitectura islámica con la innovación. Hablamos de la espectacular Gran Mezquita Sheikh Zayed, construida en Abu Dabi entre 1998 y 2007. La mezquita (que costó 600 millones de dólares) está dedicada al Sheikh Zayed, considerado el padre de los Emiratos Árabes Unidos, y ocupa una superficie de cerca de 22.500 metros cuadrados. En el gran patio (de 17.000 metros cuadrados), podemos encontrar unas relajantes piscinas reflectantes, que rodean cautivadoras galerías con arcos.

Sheikh-Zayed-Mosque-pool_thecoolpool