Expertos en piscinas / La piscina, una aliada contra el sedentarismo infantil | THE COOL POOL by Fluidra
13
Jun

Las clases han terminado. Es hora de cerrar los libros de texto, despedirse de los compañeros de escuela hasta septiembre y prepararse para vivir miles de aventuras en remojo. Durante generaciones, la piscina se ha confirmado como uno de los escenarios favoritos para la diversión veraniega, y no parece que esto vaya a cambiar.

Piratas, exploradores, superhéroes, astronautas… En la piscina, los más pequeños pueden ser lo que quieran y aunque, en muchos casos, el agua es suficiente para despertar su imaginación, existen algunos elementos que son infalibles para fomentar horas de juego y actividad física, algo fundamental en una sociedad en la que el ocio infantil es cada vez más sedentario.

El complemento por excelencia son los toboganes. Esta pieza clásica es infalible en cuanto a diversión se refiere, y con las nuevas tecnologías han surgido modelos adaptables a todo tipo de instalaciones: sofisticados parques acuáticos, hoteles familiares y piscinas residenciales de todos los tamaños.

Los trampolines son una de las propuestas favoritas de los más deportistas. Tradicionalmente, esta pieza generaba algunos recelos entre padres y madres, pero actualmente la mayor parte de trampolines del mercado cuentan con un grabado antideslizante que incrementa mucho su seguridad.

Los juegos de agua son perfectos para crear un espacio de diversión para toda la familia. Estas piezas de poliéster y/o acero inoxidable fomentan la actividad física y cuentan con un diseño seguro y muy divertido, que invita a dejarse llevar por la imaginación. Haz click aquí para consultar el catálogo de AstralPool.

Por último, aquellos que buscan una opción más sofisticada, que convierta la piscina en un oasis del ocio dedicado a los más pequeños, pueden optar por construir un castillo o una burbuja, una estructura similar a un volcán que incita a trepar y deslizarse por su superficie, y a disfrutar de la fuerza del agua que el sistema expulsa hacia el cielo.

¿No tienes piscina?

El ocio acuático no es sinónimo de tener una piscina. Existen opciones que permiten pasarlo bien en remojo sobre tierra firme. Un ejemplo de esta tendencia son los splashparks, unas instalaciones sin profundidad que promueven el juego de forma totalmente segura y que destacan por su diseño divertido y personalizable.