Las espectaculares piscinas parisinas de Franck Bohbot

En las imágenes de Franck Bohbot todo parece haber quedado listo para convertirse en un escenario de película memorable: brillan las lámparas de cristal, el suelo está recién encerado, la luz natural entra por los inmensos ventanales y los sofisticados techos dan señales de la inmensidad de la arquitectura y de la historia. En sus series también aparecen las más espectaculares piscinas de la ciudad de París. Porque, precisamente, si hay algo que también le fascina a este fotógrafo parisino es “el agua y la forma que interactúa con la gente y su entorno construido”.

Las piscinas fotografiadas por Bohbot, son en su mayoría espacios cubiertos que parecen haber sido diseñados para coincidir en el uso de sus colores; amarillo, naranja, blanco o azul. Su serie Swimming Pool ganó el premio International Photography Award en 2013 y le permitió captar la atención de los profesionales más destacados del mundo del arte, la moda y el periodismo. En la actualidad, documenta la vida en Nueva York, ciudad en la que vive, y publica habitualmente en The New York Times.

Piscina La Butte aux Cailles

Esta piscina fue inaugurada en 1924 y destaca por su sorprendente techo abovedado de 17 metros de altura. Es la primera instalación parisina que permite un baño al aire libre, en aguas de 28º de temperatura y procedentes de un pozo artesano. Tras una reciente reforma, esta piscina multicolor art nouveau ha recuperado el blanco íntegro de su construcción original. Eso sí, sin perder un solo ápice de su encanto.

Franck Bohbot

Piscina Pailleron

Clasificada como monumento histórico del periodo art decó, en la piscina Pailleron sorprende la amplia cubierta, que deja pasar la luz natural, y los antiguos cambiadores dispuestos en los dos pisos superiores.

Piscina Georges-Vallerey

Esta piscina de amplias dimensiones acoge numerosos campeonatos de natación en Francia y, por tratarse de un lugar ideal para la celebración de eventos deportivos, fue propuesta dentro de la candidatura olímpica de París para los Juegos Olímpicos de 2024.

Piscina Pontoise

La piscina Pontoise es la opción ideal para quienes buscan darse un baño nocturno. Hasta casi media noche se puede nadar escuchando música clásica dentro de una construcción única que abrió sus puertas por primera vez en 1933 y que se ilumina con luces tenues cuando fuera comienza a oscurecer.

¡Te invitamos a que descubras a la fotógrafa de espectaculares piscinas vintage Maria Svarbova, otra destacada fotógrafa que captura a bañistas justo antes del baño dentro de coloridas piscinas de estilo soviético! 

Imágenes: Franck Bohbot

Piscina parisina

Descubre a Guillaume Néry, el campeón del mundo de buceo libre

Respirando una única vez y utilizando solo la fuerza muscular, el apneísta francés Guillaume Néry es capaz de sumergirse a 125 metros de profundidad. Con sus múltiples logros mundiales y a través de una asombrosa combinación de deporte de élite y videoarte, Néry da a conocer la inmensidad de la naturaleza, muestra que el cuerpo humano tiene una enorme capacidad de adaptación al medio acuático y comparte los profundos valores que ha aprendido en el fondo marino.

Su vídeo Free Fall, en el que Néry aparece saltando al vacío, a pulmón libre, en el interior del agujero azul de Dean, el segundo más grande del mundo con 220 metros de profundidad, captura la belleza y el misterio de esta bahía de las Bahamas. Este vídeo viral, que fue grabado por su esposa Julie Gautier, ha alcanzado 26 millones de reproducciones en YouTube. Sin embargo, como ellos mismos confesaron en el programa estadounidense Outrageous Acts of Science, “la idea no era tocar el fondo sino crear una película artística diferente a lo que solemos ver debajo del agua, redefiniendo los límites e intentando bucear lo más profundo posible”.

Buceo libre
Apnea peso libre

La magia del buceo libre

Néry, además de ser múltiple campeón en apnea con peso constante, tiene un absoluto control del cuerpo sobre la mente en las condiciones más extremas y asegura que contener la respiración le ayuda a dejar de pensar y a entrar en un estado de paz y de relajación absoluta.

Para Néry bucear se convierte en una especie de conquista del universo, que además le permite acceder a un espacio desconocido e inexplorado. En su conferencia para TED, La arrebatadora paz del buceo libre explicó qué experimenta en el fondo del mar, a 123 metros de profundidad y sin un equipo de oxígeno: “Me siento como un pequeño punto, un polvo de estrella flotando en el medio del cosmos y de la inmensidad. Es una sensación fascinante porque miro hacia arriba, abajo, izquierda, derecha, delante, detrás, y veo lo mismo: un infinito azul muy profundo”.

El buceo también le permite conectar con otros valores como el de la humildad, el de la aceptación del momento presente o el del respeto por su equipo: “Cuando me encuentro a esta profundidad soy un poco de nada que se pierde en este gran conjunto. Y eso es completamente fascinante”.

¡No te pierdas el vídeo en el que Guillaume Néry explora la piscina Y40, la más profunda del mundo, en una única inmersión y sin equipo de submarinismo!

Una piscina en la campiña de Puglia

La arquitectura del pasado se reconoce perfectamente en este establecimiento hotelero situado a escasos kilómetros de Ostuni, la llamada ciudad blanca de Brindisi, en el corazón de la campiña de Puglia. Andrew Trotter diseñó, durante un proceso de tres años para profundizar en el corazón de las tradiciones locales, esta luminosa caja donde todo se desarrolla alrededor de un patio. Una vez dentro, sorprende su fantástica piscina que se inserta en un paisaje sembrado de impresionantes olivos de 500 años de antigüedad.

Gruesos muros, techos abovedados, suelos de piedra y paredes encaladas en blanco. Así los espacios se mantienen frescos durante los días más calurosos del año. Los detalles arquitectónicos son tan sencillos, que el espacio es ideal para perderse y para relajarse en cada rincón sin estridencias. Este hotel cuenta con seis habitaciones de 24 a 45 metros cuadrados y todas ellas disponen de jardín privado o una terraza privada con vistas al campo.

Pocas veces se recurre al aire acondicionado en esta construcción; los paneles solares proporcionan suficiente energía para iluminar y calentar el edificio. La granja hotel dispone de una fuente propia de agua: su pozo proporciona agua dulce de flujo constante para cubrir todas las necesidades.

Piscina Puglia

Masseria Moroseta ha sido construida bajo estándares de kilómetro cero, algo que caracteriza a todos los ejercicios arquitectónicos respetuosos con el medio ambiente. Y como no podía ser de otra manera, siendo consecuentes con esta filosofía, todos los alimentos y bebidas que se ofrecen en el hotel se cultivan por los propios propietarios o se compran a agricultores locales, productores y artesanos.

La comida, las relaciones sociales, los rituales, el correcto ejercicio físico, disfrutar del aire libre y del sol. Todo ello constituye la base de este negocio singular. Cuenta con un horno de piedra de 200 años, perfecto para asar carnes y verduras, y en octubre, los dueños animan a los huéspedes a recolectar la aceituna de la hacienda.

La actividad del establecimiento se completa con toda una oferta servicios de spa para disfrutar en solitario o en pareja. Rituales orientales, exfoliantes, desintoxicantes o antiedad con la ayuda de algunas plantas mediterráneas de la propia granja, son algunas de las opciones. El yoga acompaña a otros huéspedes en su retiro en esta granja de ensueño.

Piscina entre olivos

Fotografías: © Salva López

Una antigua masía con una piscina natural

Alcornoques, encinas y pinos caracterizan el paisaje catalán del Parque Natural de Les Gaverres donde el estudio barcelonés Zest Architecture ha rehabilitado una antigua masía. En este perfecto lugar para practicar senderismo, la intervención de los arquitectos debía respetar el edificio original por exigencias de la normativa urbanística, aunque, con gran acierto, ha conseguido reinterpretarlo y adaptarlo a los tiempos actuales, integrándolo cuidadosamente en el bello entorno.

Los muros de la granja eran de piedra, pesados como en todo ejemplo de arquitectura vernácula del lugar. La nueva vivienda abre aquellas fachadas y permite que la luz natural invada el interior por medio de ventanas de madera enmarcadas en profundas cajas de acero corten. El contacto visual entre el nuevo espacio generado y el entorno ha aumentado enriqueciendo el espacio.

Adaptada al terreno, desde la nueva vivienda se puede acceder al jardín en diversos niveles. En el inferior se han alojado los dormitorios. En el superior, las zonas de estar. Desde aquí se puede acceder a la piscina que se extiende a lo largo de un salto del terreno en el jardín. El agua se recicla mediante una depuradora biológica y posteriormente se utiliza para el riego del jardín. La piscina natural está diseñada libre de cloros y otros químicos, pues plantas y gravas filtran y purifican el agua.

La casa se ha proyectado bajo los criterios de Passivhaus. Eso hace de esta vivienda un hogar con muy bajo consumo energético. Los arquitectos han aportado un buen aislamiento térmico. Aislamiento que, en este caso, se trata de corcho, un material que se extrae naturalmente de la zona. Al interior, la vivienda se ha acabado con un revoco de barro. No se ha pintado, habiendo dejado el material natural a la vista. Los pavimentos son de hormigón pulido mezclado con óxido y acabado con cera de abeja. La casa cuenta con una instalación de geotermia para generar agua caliente y calefacción, y se completa con un suelo refrescante para el verano.

¡Esta casa rural, que puedes visitar en este vídeo, es ideal para descansar!

Fotografías: © Jesús Granada

Piscinas en alto contraste

En 2018 crecerá la popularidad de las piscinas a pleno color y con un efecto sorpresa. Hoy te mostramos algunas de las más creativas, que demuestran que la piscina no solo es un lugar para el bienestar sino también un entorno donde poder disfrutar del arte dentro de la propia casa.

Piscinas inspiradas en la naturaleza

Durante toda su trayectoria, el arquitecto Luis Barragán buscó que el agua de sus piscinas proyectara los colores de la luz del sol, de la textura de los muros multicolor, de los árboles en el patio o del propio cielo; del gris, al violeta, pasando por el azul en los días más claros. En su obra buscó constantemente que los jardines fueran casas y las casas, jardines. En Casa Giraldi, Luis Barragán situó una piscina de muros azules y rojos junto a una mesa rústica, de madera maciza, sugiriendo que puede ser tan inspiradora como la mejor obra de arte.

Máxima saturación

Las últimas tendencias en color están presentes en la mayoría de las obras del arquitecto mexicano Ricardo Legorreta. En sus piscinas contrapone el rosa con el amarillo o el morado, de manera libre y creando una atmósfera alegre y cálida.

Piscinas mediterráneas

La piscina en forma de cruz latina de la Muralla Roja (Calpe, Alicante) de Ricardo Bofill ha sido escenario de numerosas campañas publicitarias. Su piscina granate en Mont-Ras (Costa Brava) es otra referencia clave dentro de esta tendencia.

Piscinas conceptuales

En el resort conceptual The Library (Tailandia) los mosaicos amarillos y granates de la piscina contrastan con las sombrillas rubí y el mar turquesa del horizonte. Este espacio es un ejemplo de cómo experimentar el arte dentro del agua de una forma completamente inusual.

Para añadir color dentro de la piscina, sin necesidad de realizar ninguna intervención, se pueden instalar lámparas y puntos de luz wireless controlados a distancia que consiguen que nuestra piscina sea un lugar para el bienestar y, además, un espacio dedicado a la creatividad y la sorpresa.

Imágenes:  Cuadra San Cristóbal (Luis Barragán); Onnis Luque- Casa Giraldi (Luis Barragán); Deezen- Casa Kona (Ricardo Legorreta); Legorreta + Legorreta- Adrenaline House (Ricardo Legorreta); The Vandalist – Casa familiar Mont-Ras (Ricardo Bofill); Ricardo Bofill- The Library; The Library.

 

Villa K, nadando en la ladera del bosque de Turingia

Nos acercamos al estudio de arquitectura Paul de Ruiter Architects para mostrar un excelente ejercicio de vivienda unifamiliar sostenible. Este estudio holandés acaba de proyectar y construir Villa K en Alemania. Un encargo que, ante todo, buscaba un resultado discreto e integrado en el entorno natural.

Y es así como ha resultado: un limpio y transparente cuerpo paralelepípedo orientado al sur, cuidadosamente colocado sobre la ladera y que permite que asome, bajo su gran plataforma base, un cuerpo perpendicular a él, que aloja la piscina. Tras él, otro cuerpo se adosa a la propia ladera y contiene, de manera más cerrada, las instalaciones, un almacén y un amplio garaje con espacio para seis coches.

Los materiales han sido cuidadosamente elegidos. El vidrio del volumen principal ayuda a hacer desaparecer el cuerpo en el entorno, pues refleja cielo y bosque a la vista de todos. Además de servir para eliminar la sensación de volumen construido, permite unas increíbles vistas sobre el valle, tanto desde el interior como desde el mirador que recorre de este a oeste toda la vivienda. Esta gran terraza se interrumpe en la mitad por un patio parcialmente cubierto, que atraviesa la villa de norte a sur y que marca el acceso y la conexión entre la vivienda y los espacios de servicio bajo la ladera.

Este eje perpendicular a la montaña separa el espacio interior funcionalmente y formalmente genera una potente llamada de atención sobre la piscina. Incluso un sutil gesto, que se produce al elevar la parte de la terraza sobre la piscina, permite utilizarla desde el corazón de la casa hasta su extremo más alejado. Perfectamente integrado con este guiño al paisaje, la villa se ha colocado climáticamente de manera eficiente. Paralela a la ladera en su parte acristalada y bajo ella en la parte auxiliar. La cara sur de vidrio recibe mucha luz natural y radiación solar, mientras que la parte subterránea contiene el frío.

Un intercambiador de calor implementado en la villa almacena gestiona el confort de la casa. El sistema está conectado a un techo refrigerante y a un sistema de calefacción por suelo radiante, lo que garantiza una temperatura muy confortable todos los días del año. Un sistema informático monitorizado guía ambos sistemas.

Fotografías: © Pieters Kers & Patrick Voigt

Descubre la piscina de tiburones de LEGO

La casa LEGO, recién inaugurada en el centro de Billund, Dinamarca, es una sorprendente construcción a tamaño real edificada con 25 millones de piezas de plástico en donde nada es lo que parece. En total, 21 espacios con forma de bloques superpuestos invitan a que niños y adultos exploren el espacio a través del juego y la imaginación. La casa de la marca de juguetes danesa ha sido diseñada por el estudio de arquitectura BIG mostrando las infinitas posibilidades de las piezas LEGO.

En la piscina de la casa LEGO hay un submarino encallado, amenazantes tiburones con las fauces abiertas y tablas de surf que se mueven dentro de aguas infestadas de peligros marinos. “Es lo que los niños hacen todos los días con las piezas LEGO y es lo que hemos hecho en la casa LEGO con la construcción actual, consiguiendo que Billund esté más cerca de convertirse en la capital de los niños”, explica Bjarke Ingels, socio fundador del estudio de arquitectura BIG.

La construcción se asienta sobre un espacio de juego público de 2.000 m2 que se ilumina a través de las grietas entre cada uno de los volúmenes. Sobre esta plaza, los bloques y galerías se ordenan siguiendo diferentes temáticas para cada uno de los colores primarios de LEGO. Según explica el equipo encargado del proyecto, de esta forma, “la búsqueda de las exposiciones se convierte en un viaje a través del espectro de los colores”.

Dentro de la casa LEGO, una gigantesca cascada de agua multicolor irrumpe en la sala Roja, dedicada a la creatividad, formando burbujas y una espuma de piezas de colores. El mundo submarino está presente en todo el recorrido, en especial en la zona amarilla, ideada para explorar las emociones. Aquí, en un enorme acuario nadan peces, pulpos y medusas, entre vegetación marina y un arrecife de corales construido íntegramente con ladrillos LEGO.

¡En The Cool Pool nos encantan las construcciones en bloque! ¿Te gustaría conocer otra sorprendente vivienda diseñada con dos impresionantes volúmenes longitudinales?

Imágenes Iwan Baan

Una piscina sobre el horizonte de Tarifa

James&Mau forman un estudio de arquitectura que, además de fundadores de Infiniski, han hecho realidad en Tarifa una vivienda modular de cuidada calidad, tanto arquitectónica como medioambiental. Si bien el mar queda algo alejado de la parcela, gracias a su emplazamiento en alto, a la pendiente de la misma y a la disposición de la construcción como si de un mirador se tratara, desde la Casa Tarifa se consiguen unas espectaculares imágenes del magnífico horizonte. Sobre un muro de cimentación, que va perfilando el borde del proyecto, dejando entre cada uno de los espacios habitables un vacío, los arquitectos han incorporado la piscina; esta blanca composición recuerda a los volúmenes típicos de los cortijos andaluces.

Funcionalmente la casa se divide en seis estancias. Cada una de ellas encerrada en un único volumen perfectamente distinguido del resto. Fue la distribución propuesta al cliente, pues buscaba algo más que una vivienda. Los espacios exteriores entre las “cajas” se convierten en nuevos espacios habitables y aprovechables para infinidad de usos: comer a la sombra, descansar sobre un cómodo sofá o simplemente contemplar, al fondo, el mar.

Cubre todo el conjunto una visera de chapa calada, lo que permite controlar los efectos del sol en verano y el clima en invierno, ganando así para la vivienda un estupendo grado de confort.

La importancia del agua en la casa

La casa es rica en recorridos y también en vistas al paisaje que le rodea, pero de un elemento está especialmente orgullosa: La piscina de 15 metros de largo por 4 de ancho, diseñada a sus pies, se integra frente a sus espacios habitables, ofreciendo una atractiva base sobre la que se extiende la vegetación frente a ella. Además, partes de ella se van colando entre las estancias de la casa. Poco a poco, ha ido colonizando la propia casa, con lo que uno se siente dentro del propio paisaje.

La presencia del agua es importante en este proyecto. Se ve desde casi todos los rincones de la casa. Incluso acostado desde el dormitorio principal. Y tan significativa como aquella es la apuesta por la construcción industrializada. Una estrategia cada vez más utilizada, pues permite reducir costes, tiempos y contaminación medioambiental. La Casa Tarifa es un magnífico ejemplo de respeto por la arquitectura en toda su dimensión. Por su rigor compositivo y constructivo, y por demostrar un compromiso con la protección del planeta. El cerramiento interior está conformado por aislamiento de lana de oveja así como por paneles de fibra de celulosa y yeso natural para los parámetros interiores. La casa se calienta con biomasa y utiliza paneles solares para atemperar el agua. En la piscina no se utiliza ni cloro ni otros productos químicos para depurar y purificar el agua. Cada una de estas entradas de agua entre los volúmenes de la casa configura un estanque que contiene plantas acuáticas para la depuración del agua.

 

Fotografías: © Erika Mayer www.erikamayer.at

Maria Svarbova,la fotógrafa de piscinas ‘vintage’

En las imágenes de la eslovaca Maria Svarbova los nadadores se preparan para sumergirse en la piscina, juegan dentro del agua, esperan en el borde de una escalera o encima de una silla. Sus fotografías a bañistas con gorros de natación de colores en piscinas de arquitectura soviética han despertado el interés del mundo del arte y de la moda.

El trabajo de Maria Svarbova ha aparecido en revistas como El País, The Guardian, Vogue Italia, Harper’s Bazaar, Forbes o Cosmopolitan, entre otras. En sus composiciones explora con la simetría, el cuerpo humano y con sentimientos como la melancolía o la ausencia. Aunque Svarbova estudió restauración y arqueología, en 2010 escogió la fotografía como su medio de expresión artístico. Desde entonces trabaja creando imágenes dentro de espacios públicos en las que retrata el tiempo de ocio dentro de una piscina.

La paleta de colores pastel y el minimalismo son dos de las grandes pasiones de Svarbova. Además, siente fijación por la moda y escoge con cuidado los trajes de baño que, con frecuencia, encuentra en mercados cercanos a las piscinas municipales en donde realiza las sesiones fotográficas.

Svarbova utiliza programas de retoque fotográfico que le permiten que todos sus personajes resulten idénticos e inmóviles mientras observan su reflejo en el agua. Sus fotografías tienen numerosos seguidores en las redes sociales. Precisamente, Instagram es una de las plataformas que le ayuda a dar a conocer sus imágenes en las que parece que el tiempo se ha detenido justo antes de la hora del baño.

Su particular forma de capturar la simplicidad de la vida le ha llevado a ganar el primer premio dentro de la categoría de fotografía conceptual y publicitaria en The International Photography Awards, un certamen que busca dar a conocer a los mejores fotógrafos y los nuevos talentos emergentes.

Un centro acuático en el paraíso alpino francés

Courchevel, estación de esquí en el valle de Tarenaise (Saboya), es además de un lugar ideal para la práctica del deporte invernal por excelencia un rincón en los Alpes franceses donde disfrutar de las bondades del agua.

En un paisaje escalonado de carácter típicamente alpino, el Centro Acuático Aquamotion ocupa, desde 2015, una plataforma con espectaculares vistas al valle y al panorama de montaña y nace como una apuesta arquitectónica que busca perfeccionar en cada gesto su integración en el paisaje.

El gran reto propuesto por los arquitectos, el estudio de arquitectura alemán Auer Weber y el francés Studio Arch como equipo asociado, era conseguir bajo un único elemento de cubierta dos zonas bien diferenciadas en cuanto a funcionalidad, separadas además en dos plantas. Por un lado, debía proyectarse una zona de ocio y, por otro, una zona de relajación y descanso. Todo ello, además, tenía que estar alojado bajo un gran elemento continuo, que permitiera un uso fluido de las instalaciones y capturar la belleza de su entorno. Mientras las instalaciones se localizan semienterradas, la gran bóveda se muestra como el gran cascarón que emerge del terreno y que protege su interior. Este gran elemento continuo, de 80 metros de ancho y 120 metros de largo, permite también reflejar la luz en su interior hacia todos los rincones. Puntualmente, los arquitectos diseñaron asimismo una serie de conchas que se insertan en la bóveda para proporcionar nuevas vistas desde el interior.

La cúpula vuela en algunos puntos hasta los 17 metros, lo que hace de este proyecto un gran ejercicio de equilibrio estructural, que fue posible a la colaboración con el equipo Bollinger + Grohmann. De esta manera, el edificio se convierte en una gran escultura de espacios y de luz. Este gesto volado permite al edificio abrirse y comunicarse con el entorno alpino, mientras atrapa una enorme cantidad de luz natural, gracias a las fachadas acristaladas que encierran el espacio interior. Es impresionante disfrutar del agua en este centro acuático con un manto verde a tu alrededor en verano, que se vuelve blanco en invierno.

De las instalaciones interiores destaca un tobogán acuático de 30 metros y otro más de 100 metros de longitud, una piscina para saltos, una laguna, una piscina interior y otra exterior. En el centro del complejo, se ha diseñado una piscina infantil con una concha de color que da la bienvenida a los más pequeños. Varios servicios complementarios completan este paraíso acuático: una caverna oscura con una piscina de agua salada, un centro de masaje con una variedad de tratamientos y una espacio que se abre hacia las saunas y los baños turcos, así como una piscina exterior de agua fría.

Cada rincón cuenta con un diseño único y específico. Una conexión subterránea desde el centro acuático hasta el aparcamiento proporciona el máximo grado de confort a los huéspedes.

Fotografías: © Aldo Amoretti, Barcelona, Spain www.aldoamoretti.com