10
Feb

Estas cinco acciones te ayudarán a reducir el consumo energético y de agua en tu piscina. ¡Prepárate para la temporada de baño más sostenible!

1. Instala una cubierta. ¿Sabías que uno de estos sistemas reduce en hasta un 65% las pérdidas de agua por evaporación? Por otra parte, además de las evidentes ventajas de seguridad, una cubierta evita que hojas secas y otros elementos se acumulen en la piscina, minimizando los recursos (económicos y de tiempo) que deben invertirse en las tareas de mantenimiento. Uno de los modelos en el mercado que asegura una mayor integración la piscina en el entorno es la cubierta N-Carlit, disponible en dos acabados (lacado blanco o arena) y en modo automático o manual.

cubierta-ahorro_thecoolpool

2. Acaba con la estacionalidad. Ya que la piscina requiere un mantenimiento durante todo el año, ¿por qué no sacar el máximo provecho de la instalación y utilizarla de enero a diciembre? Una gran opción para ello es mediante el sistema de climatización Pro Elyo Inverter, que, gracias a su avanzada tecnología Inverter y una calificación energética de “B”, ofrece una eficiencia un 30% superior al resto de bombas de calor.

3. Utiliza una bomba de velocidad variable. A diferencia de las bombas de una sola velocidad, estos dispositivos permiten ajustar la velocidad y el caudal a las necesidades de cada momento, lo que aumenta su vida útil y evita el desgaste del resto de componentes de la piscina. La bomba Viron garantiza una reducción de más del 85% del consumo de energía y aporta un ahorro anual de hasta 900 euros. Por otra parte, este modelo presenta un nivel sonoro un 75% inferior al de una bomba de una sola velocidad, imperceptible para el oído humano. 

4. Apuesta por la iluminación LED. Además de relajantes baños nocturnos en una atmósfera íntima y de diseño, las luminarias LED proporcionan un ahorro de energía eléctrica nada despreciable: ¡hasta un 95%! Este 2017, AstralPool ha lanzado LumiPlus DC PAR56, una nueva generación de iluminación LED que, gracias a su funcionamiento con fuente de alimentación, opera con un consumo de solo 3W (los transformadores habituales consumen 16W). La gama de luminarias subacuáticas DC PAR56 también incorpora la tecnología TQL, que mejora la calidad y la distribución de la luz.

5. Desinfecta la piscina con electrólisis de sal. A la hora de tratar el agua de la piscina, ahorra un 20% de agua y un 80% en consumo de productos químicos mediante la electrolisis salina. Este sistema de desinfección genera cloro a partir de sal común disuelta en el agua, lo que te permitirá disfrutar de un baño más saludable y evita riesgos en la manipulación de los compuestos químicos clorados.

 Si quieres recibir más consejos y estar al día de las últimas novedades del mundo de la piscina, ¡suscríbete al newsletter mensual de The Cool Pool!