24
Oct

Nos acercamos al estudio de arquitectura Paul de Ruiter Architects para mostrar un excelente ejercicio de vivienda unifamiliar sostenible. Este estudio holandés acaba de proyectar y construir Villa K en Alemania. Un encargo que, ante todo, buscaba un resultado discreto e integrado en el entorno natural.

Y es así como ha resultado: un limpio y transparente cuerpo paralelepípedo orientado al sur, cuidadosamente colocado sobre la ladera y que permite que asome, bajo su gran plataforma base, un cuerpo perpendicular a él, que aloja la piscina. Tras él, otro cuerpo se adosa a la propia ladera y contiene, de manera más cerrada, las instalaciones, un almacén y un amplio garaje con espacio para seis coches.

Los materiales han sido cuidadosamente elegidos. El vidrio del volumen principal ayuda a hacer desaparecer el cuerpo en el entorno, pues refleja cielo y bosque a la vista de todos. Además de servir para eliminar la sensación de volumen construido, permite unas increíbles vistas sobre el valle, tanto desde el interior como desde el mirador que recorre de este a oeste toda la vivienda. Esta gran terraza se interrumpe en la mitad por un patio parcialmente cubierto, que atraviesa la villa de norte a sur y que marca el acceso y la conexión entre la vivienda y los espacios de servicio bajo la ladera.

Este eje perpendicular a la montaña separa el espacio interior funcionalmente y formalmente genera una potente llamada de atención sobre la piscina. Incluso un sutil gesto, que se produce al elevar la parte de la terraza sobre la piscina, permite utilizarla desde el corazón de la casa hasta su extremo más alejado. Perfectamente integrado con este guiño al paisaje, la villa se ha colocado climáticamente de manera eficiente. Paralela a la ladera en su parte acristalada y bajo ella en la parte auxiliar. La cara sur de vidrio recibe mucha luz natural y radiación solar, mientras que la parte subterránea contiene el frío.

Un intercambiador de calor implementado en la villa almacena gestiona el confort de la casa. El sistema está conectado a un techo refrigerante y a un sistema de calefacción por suelo radiante, lo que garantiza una temperatura muy confortable todos los días del año. Un sistema informático monitorizado guía ambos sistemas.

Fotografías: © Pieters Kers & Patrick Voigt

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close