Expertos en piscinas / ¿Qué tipo de cloro debes utilizar en tu piscina? - THE COOL POOL by Fluidra
12
Jul

Por su eficacia y asequibilidad, el cloro es el sistema de desinfección de piscinas más popular. En el mercado existe una amplia gama de productos clorados y la mejor forma de escoger el más adecuado para tu instalación siempre será consultar a un profesional. A continuación, encontrarás una breve descripción de cuatro desinfectantes clorados: dicloro, tricloro e hipoclorito cálcico y sódico.

DICLORO

Más conocido como cloro rápido o de choque, es el que debes utilizar si tu piscina requiere una desinfección intensa en poco tiempo. Por ejemplo, si tu instalación lleva mucho tiempo sin tratar, si se ha producido una tormenta importante, o si has celebrado una fiesta con muchos bañistas.

Este tipo de cloro se disuelve y actúa con rapidez. Además, contiene un estabilizante que ralentiza la evaporación del producto.

TRICLORO

Si el dicloro se conoce como cloro rápido, el tricloro recibe el sobrenombre de cloro lento. Este producto se aplica para mantener el agua en buen estado. La disolución y liberación del principio activo son más lentas que las del dicloro y generan el llamado “cloro residual libre”. Éste es muy importante para eliminar cualquier microorganismo nocivo que pueda entrar en el agua una vez desinfectada.

La cantidad de producto que debes aplicar siempre será superior a 1 ppm, aunque el volumen exacto dependerá del número de bañistas, la temperatura del agua y la exposición al sol.

HIPOCLORITO CÁLCICO Y SÓDICO

Los hipocloritos son los desinfectantes clorados más económicos del mercado y se han utilizado con éxito durante muchos años.

El hipoclorito cálcico es de color blanco, sólido y se puede adquirir en pastillas o granulado. Este producto es fácil de almacenar y de aplicar, y destruye una gran variedad de patógenos, aunque por su lenta disolución puede obstruir componentes de la piscina, enturbiar el agua, reducir el pH y aumentar la alcalinidad.

Por su parte, el hipoclorito sódico presenta un color amarillento y se disuelve de inmediato. Aunque se trata de un producto muy eficaz, es más corrosivo e inestable que el hipoclorito cálcico, por lo que su manipulación requiere mucha precaución. Para evitar la alcalinización del agua y la pérdida de eficacia, conviene aplicar un ácido.

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close