26
Oct

Hace diez años, los propietarios de una histórica villa italiana de 1900 decidieron ampliarla abriendo sus gruesos muros de carga e incorporar una galería acristalada en la planta baja para conectar el interior de la vivienda con el espectacular entorno natural que la rodea.

act romegialli_PISCINA tcpGracias a un extraordinario ejercicio de transformación del tradicional volumen, los dueños lograron convivir con el jardín, sobre el cual también desarrollaron un cuidado proyecto de paisajismo, que incluía un estanque, no muy lejos de la edificación, en el lado sur de la parcela, con vistas desde la nueva galería.

Desde aquel proyecto, la familia no ha dejado de soñar con nuevas ideas para su casa. Recientemente, encargó al estudio de arquitectura lombardo act romegialli –formado por Gianmatteo Romegialli, Angela Maria Romegialli y Erika Gaggia– el diseño y la construcción de un pabellón que pudiera ser utilizado durante todo el año y donde pudieran disfrutar de una piscina, un gimnasio y un espacio de recreo.

Dos fueron las condiciones de partida: el local debía estar adecuadamente climatizado y debía proyectarse con el mínimo impacto visual, dada la riqueza natural del lugar.

actromegialli_PISCINA ROCCOLO_TheCoolPoolEl estudio y el levantamiento topográfico del terreno sirvieron a los arquitectos para decidirse y colocar el nuevo cuerpo, relativamente alejado a nivel visual de la vivienda, conectado con el estanque. También se optó por abrir directamente el nuevo espacio a la lámina de agua que había sido parte del proyecto paisajístico diez años atrás y se renunció a la entrada de luz natural por el techo.

Una gran fisura horizontal con vistas al estanque proporciona una única y mágica luz natural a la propuesta. La vivienda y la nueva piscina se comunican mediante un túnel oscuro, que al llegar al espacio proyectado se inunda de luz, gracias al gran ventanal.

El interior asombra por la delicada ejecución de los acabados, siempre continuos sobre una secuencia de volúmenes geométricos sencillos, de tan solo tres materiales: hormigón, madera y cerámica. No hay ningún rastro de las instalaciones. No hay resaltos, ni aristas. Igual que el mar en calma, las superficies aparecen suavemente continuas.

Esta continuidad se proyecta también al exterior. En verano, el espacio interior se funde con el entorno. Las superficies del agua en la piscina y en el estanque coinciden.

act romegialli_PISCINA ROCCOLO_thecoolpool

© Fotografías: Marcello Mariana

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close