21
Jul

La piscina debería ser siempre un lugar de disfrute, un espacio en el que relajarse, hacer deporte o divertirse sin preocupaciones. No obstante, es innegable que las instalaciones acuáticas conllevan algunos riesgos, especialmente si hay menores cerca que puedan acceder a ellas sin supervisión.

En la siguiente infografía encontrarás cuatro propuestas que te ayudarán a disfrutar con tranquilidad de una piscina más segura durante todo el año y a prevenir de forma efectiva incidentes evitables: desde caídas al agua a irritaciones en los ojos y la piel.

¿Quieres más información? Accede a la guía completa para tener una piscina segura en la página web de AstralPool.